7 mar. 2013

CONTINÚAN LAS IDENTIFICACIONES RACISTAS EN SEVILLA

NOTA DE PRENSA. 6 de Marzo 2013.
PLATAFORMA CONTRA LA VIOLENCIA INSTITUCIONAL HACIA LOS INMIGRANTES

CONTINÚAN LAS IDENTIFICACIONES RACISTAS EN SEVILLA
La Plataforma contra la Violencia Institucional Hacia los Inmigrantes (PCVIHI), se suma a la denuncia pública manifestada ayer por Sevilla Acoge, Médicos del Mundo y el Defensor del Pueblo Andaluz después de que dos Policías Nacionales realizaran identificaciones a personas inmigrantes sin que hubiera indicios de comisión de delito alguno en las zonas comunes de las sedes donde estas dos asociaciones prestan sus servicios.

Esta plataforma considera inadmisible que el Subdelegado del Gobierno, responsable de las actuaciones de la Policía Nacional en Sevilla, niegue tener “constancia formal” de la existencia de identificaciones sistemáticas de personas con el aspecto físico o perfil racial como único indicio.

La plataforma lleva denunciado esta realidad desde su constitución en el año 2010 en numerosos actos y en intervenciones públicas junto conjunto con el Defensor del Pueblo Andaluz. Negar la mayor es, para esta plataforma,  o bien un acto de absoluta irresponsabilidad política, o bien una forma de transmitir el claro mensaje de que se va continuar con estas actuaciones que atentan contra los derechos más básicos de ciudadanía al señalar, mediante el uso de la Policía, de manera pública y sistemática a las personas inmigrantes como personas sospechosas.

La plataforma denuncia que a pesar de los intentos de lavado de cara que ha hecho el gobierno tras las denuncias de diferentes colectivos en toda España, incluido el Sindicato Unificado de Policía, estas prácticas no han cesado en absoluto. Estaciones de autobuses y trenes y lugares donde se prestan servicios sociales son, entre otros, espacios donde las personas inmigrantes (algunos incluso con nacionalidad española) difícilmente pueden acercarse sin asumir la alta probabilidad de ser parados por la Policía para una identificación.

La plataforma pide que cesen estas prácticas que lastran gravemente la superación de estereotipos sobre las personas inmigrantes y constituyen una grave violación a los derechos humanos.